Fabricación de calzado

La fabricación de calzado es una industria con un gran arraigo en la República Mexicana, siendo los estados de mayor tradición y en los que se concentra la producción Guanajuato, Jalisco, Distrito Federal y México. La industria del calzado tiene gran importancia debido a su capacidad en la generación de empleo y por ser proveedora de un artículo de consumo popular que satisface las necesidades básicas de la población.

Una de las características del sistema de producción de calzado en el país es su intensiva mano de obra, la mano de obra está formada por obreros calificados con alta especialización y habilidad manual.

El proceso de elaboración del zapato en sus diferentes estilos, materiales o destinatario final (caballero, dama, niño o niña) es similar hasta la etapa de armado, sin embargo, éste puede ser similar para otros productos, si el proceso productivo es homogéneo. Al respecto, se debe evaluar en cada caso la pertinencia de cada una de las actividades previstas, la naturaleza de la maquinaria y el equipo considerados, el tiempo y tipo de las operaciones a realizar y las diferentes que involucran cada producto o variante que se pretenda realizar.

Flujo del proceso de producción en una escala de pequeña empresa: Recepción, inspección y almacén de las materias primas La recepción de las materias primas se realiza en el área del almacén, donde se inspecciona que el material tenga las características previamente establecidas en dimensión, calidad y clase. Los materiales que se reciben son: piel, cuero, forro, suela, tacones, contrafuerte, cascos, hilo, ojillos, agujetas, hebillas; tachuelas, pigmentos, alcohol, gasolina, lijas, base de poliuretano dependiendo del modelo o modelos que se estén procesando.

Sección de corte:
Desde esta sección se inicia el control de los materiales que serán utilizados en todo el proceso. El corte de piel se realiza con la máquina de cortar con ayuda de los suajes. La piel utilizada, El obrero encargado de realizar los cortes, debe cuidar al acomodar los patrones del modelo del zapato
El obrero cortador, se le asigna la tarea de cortar exclusivamente los números que se le indiquen.

El rebajado y dobladillado de pieles se pueden realizar manualmente o con máquina y consiste en rebajar las orillas que se unirán, para que no tenga bordos, se raya la piel
con un crayón o con molduras especiales para que cuando se cosan, evitando que se cosan disparejos.

Pespunte:
En esta sección se pone en la parte interna del calzado, el número, modelo y lote de fabricación, el forro se cose en zigzag, para evitar bordos, se une la piel y el forro con pegamento para que no surjan arrugas y calce perfectamente. Se cose el forro con la piel y se corta el sobrante de forro, se cosen los lados del calzado con la vista principal o sea la puntera, con mucho cuidado, evitando errores para que el calzado no quede deforme
El casco se coloca en la punta del zapato, entre la piel y el forro, de igual forma se coloca el contrafuerte en el talón, por lo que al secarse el talón y la puntera estén más duros que el resto del zapato. Todo esto es para que no se arruguen las puntas ni se aflojen los talones.


Montaje de puntas, lados y talón:
Se fija la planta a la horma mediante tachuelas o grapas, se le pone pegamento a la planta para que al realizarse el montado se fije de inmediato. se mete la puntera a una máquina que planchará el casco sacándole las arrugas, la misma operación se realiza
con el contrafuerte, La punta del zapato se vaporiza a través de una máquina, humedeciéndola y se monta sobre la horma con un tirón, así la piel resiste y no se rompe o agrieta, se montan los lados y talones a la horma de preferencia con la máquina montadora, se quintan las tachuelas o grapas utilizadas al inicio de esta
sección, porque la horma se encuentra bien pegada y con el corte ya montado. Se quita o desvanece el borde natural originado por el montado de puntas para que no queden bordos.
Pegado y acabado de suelas:
El corte de zapato ya montado en la horma y las suelas, se raspa, carda (hacer surcos) para que al untar el pegamento, los materiales absorban adecuadamente, el
pegamento que se coloca, La suela y el corte se unen y se meten a una prensa hidráulica.
Se saca la horma del zapato, finalmente se lava, pinta, lustra y pule el zapato.
Transporte a empaque y almacén:
El calzado se transporta manualmente al empaque final.
Empaque y almacén:
El calzado se empaca en cajas y se almacena para su distribución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X